Blog

4 octubre 2017

¿Eres recién licenciado y buscas una oportunidad laboral en el extranjero? Te damos las claves para conseguirlo.

Chica dibujando un avión en el cielo

¿Has finalizado tus estudios y estás interesado en dar el salto al extranjero para trabajar en un sector relacionado con tu carrera? Aunque sobran buenas oportunidades, conseguirlo resulta complicado y arriesgado si no se enfoca de manera correcta.

En los últimos años, cada vez más empresas del Reino Unido, Irlanda o Alemania están a la búsqueda de trabajadores cualificados extranjeros, sin embargo para acceder a estos puestos, el nivel de idioma y la distancia siguen siendo obstáculos a veces muy difí­ciles de salvar.

Las buenas oportunidades existen, sobre todo en países que rozan el pleno empleo y en las que las empresas buscan con ahí­nco jóvenes cualificados en sectores como I.T, Ingenierí­a, Informática, Sanidad o Enseñanza para compensar la actual falta de recursos humanos.

Para muchos españoles recién licenciados, estas oportunidades, que pueden significar dar un salto de calidad en sus carreras, se está convirtiendo en una posibilidad real de adquirir una valiosa experiencia profesional en el extranjero, enriquecer su curriculum, mejorar su nivel de idioma, y poder regresar a España con mejores perspectivas laborales.

Ante esta posibilidad, los que deciden intentarlo se enfrentan al problema del nivel de idioma que requiere un puesto de trabajo cualificado y al problema de logí­stica que supone siempre gestionar cualquier asunto desde la distancia.

Enviar un curriculum para postular a un puesto de trabajo es una cosa, pero viajar al extranjero para acudir a una entrevista sin tener la certeza de ser contratado conlleva una incertidumbre y unos costes a veces difí­ciles de asumir, sobre todo si nos vemos obligados a viajar en varias ocasiones.

Trasladarse temporalmente al extranjero para iniciar el proceso de búsqueda desde allá y estar más cerca y más disponible para posibles entrevistas es otra opción, aunque queda condicionada a encontrar rápidamente el empleo soñado para evitar que los costes de estancia se acaben disparando y generen un estrés añadido.

Frente a esta problemática, cada vez más jóvenes optan por buscar inicialmente una opción puente, que les permita instalarse en el país a través de trabajo no cualificado en sectores como la restauración o la hostelería, que sí se pueden conseguir más fácilmente desde España. Las ventajas de elegir este camino no son pocas, ya que ofrece la posibilidad de mejorar el nivel de idioma desde el inicio de cara a entrevistas futuras, permite costearse la estancia en el paí­s el tiempo necesario hasta conseguir el trabajo deseado y suprime el problema logí­stico al estar “in situ” y no tener que viajar tan lejos para acudir a entrevistas.

En cualquier caso, viajar al extranjero con la seguridad de un trabajo, aunque éste sea inicialmente no cualificado, proporciona la necesaria seguridad y tranquilidad para afrontar una etapa importante sin preocupaciones ni temores, durante la cual tendremos la posibilidad de ir adaptándonos gradualmente al país y podremos analizar cuidadosamente las oportunidades que nos ofrezca el mercado laboral.

Es más, acorde a los múltiples testimonios, para muchos este periodo se acaba convirtiendo en un grato paréntesis entre la finalización de la carrera y el inicio de la vida laboral futura, que solo se puede vivir durante ciertos periodos contados en la vida, gratificándonos con encuentros con personas de otros países que nunca hubiéramos conocido y vivencias únicas que suelen quedarse para siempre en la memoria.

Vídeo relacionado

blog ,
About virginia caballero

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Paste your AdWords Remarketing code here